Artículos

Abrir un gimnasio: factores clave a tener en cuenta

| Categoría: Opinión.

Abrir un gimnasio, del plan a la acción

Como aficionado o profesional del sector de la actividad física y del entrenamiento, seguramente alguna vez te hayas planteado tener tu propio gimnasio o centro de entrenamiento personal. Este artículo va destinado a aquellas personas emprendedoras que un día decidieron plasmar en negro sobre blanco su sueño y empezaron a desarrollar su plan de negocio para abrir un gimnasio.

 

Resumiendo mucho, el Plan de Negocio debe contemplar los siguientes puntos:

  • Presentación del proyecto, equipo y organigrama.
  • La idea producto y el valor distintivo.
  • Estudio de mercado: clientela, competencia…
  • Estrategia comercial: precios, localización, comunicación…
  • Recursos materiales y humanos.
  • Análisis económico-financiero.
  • Análisis de viabilidad, DAFOs…
  • Calendario del proyecto.

Carga de entrenamientoVamos a suponer que se ha definido bien el Plan de Negocio, se ha encontrado un nicho de mercado ya sea por innovación o por ubicación, los números cuadran y se ha encontrado un local de tamaño y características adecuadas. Pues antes de lanzarse, se deben contemplar algunas cosas más.

En primer lugar, habrá que adecuar el local, y seguramente ponerlo en normativa, aunque “lo veamos bien” debemos saber que para que nos den el alta de actividad deberá pasar unos requisitos, entre los cuales se encuentran:

  • Instalación eléctrica. La mayoría de locales que están con la actividad dada de baja no cumplen con la normativa actual, por un simple hecho que esta cambia muy a menudo y se exige a las nuevas altas estar en línea con la última normativa.
  • Accesibilidad y servicio adaptado para silla de ruedas. Del mismo modo, las últimas normativas marcan unas directrices sobre la accesibilidad para sillas de ruedas, habrá que consultar y ajustarse a la normativa.
  • Insonorización. Los gimnasios suelen ser sitios de mucho ruido, por el tráfico de gente y por la música de las clases, así que la normativa para las actividades relacionadas con los gimnasios son bastante estrictas en cuanto a insonorización.
  • Prevención de riesgos: se deberá implementar un plan de prevención de riesgos, así como ajustarse a la normativa sobre la prevención de incendios y salidas de emergencia. Según las medidas del local, nos pedirán una salida de emergencia.

Para todo ello, es necesario hacer un Proyecto Técnico, y se deberá contratar un ingeniero o arquitecto (independientemente del coste de las obras) y se debe saber también que las tasas para los trámites de la licencia de actividad también tienen un coste. Así que reserva unos 5-10.000€ a parte del coste de la reforma.

Respecto a la reforma del local, como cálculo rápido deberíamos contar con un coste a partir de unos 300€/m2 del local, más si los vestuarios van a ser muy grandes. También es bueno recordar, que los presupuestos de las reformas se presentan sin IVA, así que mejor ser previsor y que nos presenten el coste con IVA incluido también.

Solo nos falta el coste en equipamiento del gimnasio. Dependiendo del tipo de centro, se necesitará más o menos material. El gimnasio “típico” basado en máquinas tiene un coste muy elevado en equipamiento, y en centro más minimalista de entrenamiento personal, CrossFit®, etc., un coste algo menor. Respecto a este tema, no hay que descartar la opción de renting que suelen ofrecer las grandes marcas del mercado.

Ahora ya sabemos el coste de la inversión necesaria para empezar. Es un punto muy importante ser realista en esta cuestión porque por muy bien que salgan los números del Plan de Negocio, si no se dispone de lo necesario para empezar, no se empieza.

Y… ¿de dónde sacamos el capital para empezar? Bienvenidos a la parte de la financiación.

 

http://s3-eu-west-1.amazonaws.com/rankia/images/valoraciones/0007/3384/consejos-financiacion-emprendedores.gif?1341302593

imagen extraida de www.rankia.com

Tenemos diversas opciones para financiar un proyecto, procuraremos resumir algunas de ellas y explicar un poco más las más desconocidas:

  • Capital propio. Evidentemente, si tenemos suficiente capital, esta parte no será un problema. También existe la posibilidad de asociarse y repartir la empresa entre varios.
  • Crédito bancario. La opción convencional, ir al banco y pedir un crédito. Seguramente nos pedirán el Plan de Negocio del proyecto, y con toda seguridad, si nos conceden el crédito, se lo tendremos que devolver con intereses.
  • Socio capitalista, Capital riesgo o Business Angel. Aunque son tres cosas distintas, tienen parecidos, como por ejemplo que si bien nos dejan (o dan) financiación, esperan a cambio una rentabilidad y suelen entrar a formar parte de las decisiones de empresa, y por lo tanto se suele perder parte de la autonomía de la gestión y dirección del proyecto.
  • Friends, Family (& Fools). Aunque parece algo muy innovador, es la primera opción de financiación habitual, es decir, que los círculos más próximos (familia y amigos) “hagan de bancos”, generalmente sin intereses ni comisiones. No hay que desestimar nunca esta opción, si realmente se cree en el proyecto.
  • Corwdfunding o micromecenazgo. Es como una mezcla de los dos últimos, el Friends & Family + Business Angel. Se financia un proyecto (o parte de él) mediante aportaciones masivas (involucrar a mucha gente) generalmente de poca cantidad y a cambio de una recompensa (merchandising, servicios, patrocinios…).

El Crowdfunding, el sistema más desconocido, está en auge. Al fin y al cabo, es como cuando para financiar el viaje de fin de curso, vendíamos camisetas, organizábamos fiestas, etc… es decir, no “vendíamos” para sacar negocio con el margen, si no que se destinaba a financiar el “proyecto”. Del mismo modo, lo que se hace es establecer un listado de “recompensas” que nuestro mecenas va a elegir, como si las “comprase”.

Para visualizarlo en un ejemplo, visita: http://www.apontoque.com/es/proyecto/3510/espadas-para-duo-bellum/

Los Crowdfundings suelen ser campañas finitas, de unas 4-6 semanas, por lo que se realizan las acciones concentradas y deben planificarse con antelación. Además, la mayoría de las plataformas de Crowdfunding solo permiten retirar las aportaciones se realmente se cumple el objetivo de financiación pactado, con tal de proteger al mecenas y garantizarle que el proyecto por el que se ha comprometido a financiar (solo le cobran al final) se realiza.

Ahora bien, hay que elegir bien la plataforma donde se realizará el Crowdfundig, pues también tienen sus comisiones por hacer de intermediarios y promotores del proyecto. Las más conocidas de proyectos deportivos son “sponsorto” y “apontoque”.

Así pues, suerte con el proyecto!

SPEAK YOUR MIND

Deja un comentario

  • (will not be published)

Captcha *