Artículos

La Tensiomiografía (TMG): ¿Qué es y qué mide?

| Categoría: Anatomía, Destacados, Tendencias.

Tensiomiografía
 
Aprovechando que mi gran amigo y compañero de carrera, el doctor Xavier Schelling, acaba de fichar para la NBA como jefe del departamento de ciencias del deporte, escribiré sobre mi aportación en su blog sobre el tema de mi tesis doctoral: la tensiomiografía (TMG).

La TMG es una técnica innovadora, sencilla, objetiva y repetible, que permite detectar y analizar por separado las propiedades contráctiles de los músculos superficiales, obteniendo información valiosa de la estructura muscular (Grabljevec, Burger, Kerševan, Valenčič y Marinček, 2005).

Es un método de diagnóstico que funciona a través de la observación de los parámetros del tiempo y el desplazamiento (transversal) del músculo durante su contracción, dado que cuando el músculo se contrae, su vientre se agranda (Dahmane, Valenčič, Knez y Eržen, 2001).

El método es no invasivo, siempre en condiciones isométricas y de forma pasiva por parte del sujeto. La medición la realiza un sensor de desplazamiento que se retrae con el crecimiento transversal del vientre muscular durante la contracción, provocada por una descarga eléctrica (un disparo único) mediante electrodos de superficie, generada por un electroestimulador que controla la intensidad y duración del disparo. El sensor debe presionar la superficie del vientre muscular, en el punto anatómico más identificativo (Dahmane, Djordjević, Šimunić y Valenčič, 2005).

Los resultados se obtienen inmediatamente después de la medición (Dahmane, Valenčič, Knez y Eržen, 2001). La precisión y fiabilidad de los resultados han sido analizados y dados por buenos, dando una muy baja variabilidad (Žagar y Križaj, 2005; Dahmane, Valenčič, Knez y Eržen, 2001; Šimunić, Žagar y Valenčič, 2002).

Parámetros de las medidas TMG para cada intensidad

 

  • Tiempo de Contracción (Tc): intervalo de tiempo entre el primer 10% del desplazamiento máximo (Dm) y el primer 90% del Dm.
  • Tiempo de Mantenimiento (Ts): intervalo de tiempo entre el primer 50% del Dm y el último 50% del Dm.
  • Tiempo de Relajación (Tr): intervalo de tiempo entre el último 90% del Dm y el último 10% del Dm.
  • Tiempo de Retardo (Td): intervalo de tiempo entre el inicio de medición (disparo) y el primer 10% del Dm.
  • Desplazamiento Máximo (Dm): máximo desplazamiento radial del vientre muscular hasta el primer pico.

 
El método TMG no mide la fuerza muscular directamente, se basa en la presunción que el desplazamiento radial (o transversal) es proporcional a la fuerza muscular (Valenčič y Djordjević, 2001). Biomecánicamente, existe una relación entre el desplazamiento del vientre muscular y el momento de fuerza generado en la articulación valorada (Knez, Valenčič, Burger y Marinček, 2002).

Histoquímicamente, existe una correlación significativa entre los porcentajes de fibras musculares obtenidos con métodos histoquímicos invasivos y el tiempo de contracción obtenido tensiomiográficamente (Dahmane, Valenčič, Knez y Eržen, 2001).

Neurofisiológicamente, la comparación de los valores pico a pico de la onda-M obtenidos electromiográficamente (EMG) con el desplazamiento del vientre muscular obtenido mediante TMG, durante el incremento de la intensidad de estimulación eléctrica de superficie (protocolo incremental), revela una relación lineal entre los dos parámetros (Kerševan, Djordjević, Šimunić y Valenčič, 2002).

Tensiomiografía

Beneficios e inconvenientes de la TMG

 
El protocolo incremental de la TMG es muy rápido de realizar y los resultados son muy reproducibles. Un investigador experimentado puede tardar 1’ por músculo. Lo que significa que se puede tener un sujeto valorado en 10-15’ (habiendo seleccionado la musculatura de superficie de interés).

Esta medición analítica y aislada, permite comparar con una población diana para cada músculo, así como detectar desequilibrios musculares, tanto en los ratios agonista-antagonista, como desequilibrios bilaterales. Esta información es de suma importancia en el seguimiento del entrenamiento y de una recuperación, así como para la prevención de lesiones y del sobreentrenamiento.

La TMG tiene una sensibilidad muy fina a cambios agudos, detectando fatiga producida por un entrenamiento, la facilitación provocada por un “calentamiento” (relacionado con la teoría bifactorial de la adaptación y la potenciación post-esfuerzo), y los cambios producidos por distintos protocolos de estiramientos en las capacidades contráctiles del músculo (Usach, 2012).

Como seguimiento, la TMG nos permite (por su rapidez) saber si un deportista está evolucionando según lo previsto, y/o detectar estados críticos para adaptar el objetivo del microciclo (o sesión) de entrenamiento. Como control de las cargas, nos permite conocer durante y después de la sesión del entrenamiento, si las cargas aplicadas están provocando los cambios previstos.

Para la medición TMG, es necesario que el investigador esté bien experimentado, pues la colocación de los electrodos, la selección del punto donde aplicar el sensor (así como la inclinación) deben ser bien reproducidas. Especialmente, la distancia entre los electrodos cambia la magnitud de la contracción (Dm) pero no los parámetros temporales.

Tensiomiografía
 
También cabe recordar que la TMG no mide fuerza, mide desplazamiento del vientre muscular en función del tiempo, lo que se puede relacionar con el tono muscular. De modo general, se suele decir que desplazamiento corto significa mucho tono muscular (un estado de contracción previa) y viceversa. A esta simplificación hay que añadir 2 matices (ver Tesis Doctoral de Usach, R., 2012). En primer lugar, hay que tener en cuenta el tiempo de contracción (Tc), para obtener un parámetro que valore la Velocidad de Contracción, y por otro lado, hay que tener en cuenta el tamaño del músculo a valorar, pues no puede ser lo mismo un pequeño desplazamiento del vasto medial en un muslo pequeño que en un muslo muy grande, así que hemos propuesto normalizar los valores de Dm en función de alguna medida de tamaño muscular (ecógrafo, o en su defecto, perímetro).

Otro inconveniente es que la valoración no es funcional, es sobre la capacidad contráctil aislada. La contracción valorada no es voluntaria, es inducida eléctricamente para asegurar una máxima respuesta (protocolo incremental) y la situación solo puede realizarse isométricamente.

Aplicaciones en deportes colectivos

 
La gestión de las cargas físicas en deportes colectivos donde se compite 1 o 2 veces por semana es más compleja que en deportes individuales.

Aunque hemos apuntado que es posible valorar dentro de un entrenamiento (como por ejemplo entre series), esta posibilidad solo la recomendamos para algunos entrenamientos en deportes de prestación. Lo más conveniente es al menos realizar una valoración antes de cada mesociclo, y si es posible, dada la rapidez y facilidad, en cada microciclo (especialmente con los jugadores con riesgo de lesión, en readaptación, etc).

Cuanto mayor sea el seguimiento, más información sobre el tono muscular, deficiencias y desequilibrios se dispondrá para cuantificar las cargas físicas de manera personalizada y ajustar mejor el entrenamiento.

En resumen

 
La tensiomiografía (TMG) es una herramienta muy potente dada su rapidez, facilidad (previa experiencia), fiabilidad y reproductibilidad de las mediciones.

Además de los parámetros que ofrece el software (desplazamiento e intervalos de tiempo de la contracción), se debería relativizar mediante el tamaño muscular, así como añadir un parámetro realmente interesante sobre la relación del tiempo de contracción (Tc) y el desplazamiento máximo (Dm), parámetro que identifica la Velocidad de Contracción.

De manera aislada, la TMG nos permite hacer seguimiento de los cambios agudos producidos en un entrenamiento, así como seguir la evolución longitudinal del proceso de entrenamiento. De manera global, mediante mediciones de diversos músculos, permite establecer desequilibrios y déficits, tanto unilateralmente (vasto medial VS vasto lateral; cuádriceps VS isquiotibiales…), como bilateralmente (pierna derecha VS pierna izquierda).

Así pues, recomendamos esta herramienta como una prueba más para la gestión y el control de las cargas físicas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Pues coméntanos tus impresiones y compártelo con tus amigos!

 
Fuente imagenes:

  • 1 y 3: www.tmg-bodyevolution.com
  • 2: http://www.tdx.cat/bitstream/handle/10803/119546/RUM_TESI.pdf?sequence=1

SPEAK YOUR MIND

Un Comentario

  1. judi bola

    Eveгything iѕ very oppen ԝith a сlear clarification ߋff thee issues.
    ӏt ԝas tгuly informative. Yߋur website iѕ vry
    helpful. Many thanks foг sharing!

    Responder

Deja un comentario

  • (will not be published)

Captcha *