Artículos

Lesiones osteocondrales en la infancia debidas a la práctica deportiva

| Categoría: Anatomía, Destacados.

Antonio David Sánchez González, José Carlos Ruiz Cinta, Jorge Molerón Troncoso y Diego José Ramos Cardellat

 
Todos pensamos que los niños son inmunes a los traumatismos. La práctica deportiva, a veces, los expone a situaciones de peligro en las cuales los adultos no siempre reconocemos. El fútbol, el deporte más practicado en nuestro país con mucha diferencia sobre el resto, es también una fuente de problemas que pueden causar en el niño lesiones invalidantes y muy dolorosas. Una de estas lesiones es la que afecta al cartílago articular.

Las lesiones osteocondrales son infrecuentes en la infancia. Se trata de un desprendimiento de un fragmento osteocondral desde la superficie articular. La lesión en la rodilla supone un 75% del total de las lesiones condrales. Son mucho más numerosas en varones que en mujeres a razón de tres a uno y otros lugares típicos en los que pueden aparecer son el tobillo y el codo.

Como decimos la rodilla es la articulación más afectada. Son raras en la infancia y se trata de un cuadro excepcional por debajo de los 10 años. La edad más frecuente de aparición es la adolescencia. El mecanismo de producción más frecuente es el traumatismo directo y las luxaciones de rótula.

En el caso de la rodilla, el lugar de típico de afectación es por orden de frecuencia los cóndilos femorales, la rótula y excepcionalmente los platillos tibiales. Según Linden y sus colaboradores, cuando afecta a los cóndilos femorales los lugares de asiento son la porción lateral del cóndilo femoral medial y las zonas de no carga.

Afortunadamente estas lesiones condrales en pacientes esqueléticamente inmaduros no desarrollan cambios degenerativos prematuros por tanto podemos estar hablando de un proceso relativamente benigno.

Entre las causas más admitidas de producción de una lesión condral están los microtraumatismos de repetición y el traumatismo agudo. Otros factores implicados serían la base o predisposición genética (relacionado con los casos bilaterales), las alteraciones en la fusión de los núcleos de osificación y los eventos embólicos y vasculares.

Centrándonos más en los casos traumáticos, se sabe que globalmente pueden suponer hasta un 46% de los casos. En una serie de Airchoth encontró que hasta el 61% de los casos practican actividades deportivas con movimientos repetitivos. En el caso de la rótula se relacionan con hiperpresión contra el cóndilo femoral medial en actividades deportivas intensas con rodilla en flexión.

La clasificación de estas lesiones se basa en el grado de desprendimiento del fragmento, de forma que se distinguen cuatro tipos:

  • Tipo I: Fragmento in situ con integridad del cartílago.
  • Tipo II: Fragmento in situ inestable con fractura del cartílago articular.
  • Tipo III: Fragmento inestable unido al lecho por tejido fibrocartilaginoso.
  • Tipo IV: Fragmento libre articular.

 
En cuanto al diagnóstico la prueba princeps es la resonancia magnética. Esta prueba permite cuantificar tamaño, localización estadio y grado de estabilidad. Este último punto es muy importante, definiendo los criterios de inestabilidad como los siguientes:

  • Diámetro > 0.8 cm.
  • Halo hiperintenso rodeando a la lesión en la secuencia T2.
  • Quiste subyacente bajo la lesión.

 
Pero lo realmente importante en el tratamiento de estas lesiones es determinar cuándo es necesaria una actuación quirúrgica para tratarlas de forma satisfactoria. En este sentido se determinan los siguientes criterios que obligan a plantearse un tratamiento quirúrgico:

  • Fracaso del tratamiento conservador en las formas juveniles.
  • Formas del adulto.
  • Lesiones inestables.
  • Confirmación de la avascularidad de la zona subcondral y evidencia de no unión del fragmento osteocondral.
  • Cuerpos libres articulares sintomáticos.

 
Dentro del amplio abanico de técnicas quirúrgicas disponibles se ha determinado que se pueden tratar con las siguientes:

  • Perforaciones anterógradas o retrógradas.
  • Curetaje de la lesión con o sin perforaciones y con o sin injerto óseo.
  • Fijación de los fragmentos inestables.
  • Aloinjertos osteocondrales.
  • Autoinjertos osteocondrales.

 
En un hospital pequeño como el de Écija, que se trata de un Hospital de Alta Resolución con un área asignada de unos ochenta mil habitantes hemos visto 5 casos en los últimos años. Las edades estaban comprendidas entre los 9 y 13 años. La relación hombre/mujer fue de 3/2. Todos estaban provocados por la práctica deportiva y los deportes implicados fueron el fútbol y el voley. Afortunadamente todos pudieron tratarse de forma conservadora con buena evolución.

A continuación ponemos algunas imágenes de las pruebas radiográficas practicadas:

Lesiones osteocondrales
Reconstrucción mediante TAC tridimensional de la lesión en cóndilo femoral externo en zona de no carga. Se trataba de un niño de 10 años que practicaba fútbol federado y que recibió una patada directa mientras tenía la rodilla en flexión.

Lesiones osteocondrales
 
Se trata de una imagen radiográfica simple de una niña de 9 años que sufrió traumatismo indirecto en la rodilla mientras practicaba boley. La resonancia del caso de la imagen 2 muestra como el fragmento está adherido y el cartílago íntegro. Se trata de una lesión grado II por tanto (ver imagen 3).

Lesiones osteocondrales
 
En resumen podemos decir que las lesiones osteocondrales en la infancia son procesos benignos asociados a la práctica deportiva que requerirán un buen estudio y clasificación para determinar si es necesario o no el tratamiento quirúrgico. En cualquier caso siempre debemos estar alertas ante la aparición de complicaciones como el desprendimiento del fragmento que obliguen definitivamente a realizar un gesto quirúrgico.

Antonio David Sánchez González (Médico traumatólogo y cirujano ortopédico. Profesor de Orthos Sevilla)

José Carlos Ruiz Cinta (Médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Profesor de Orthos Sevilla)

Jorge Molerón Troncoso y Diego José Ramos Cardellat (Quiromasajistas. Profesores de masaje de Orthos Sevilla)

SPEAK YOUR MIND

Deja un comentario

  • (will not be published)

Captcha *